Sr. Chinarro en la terraza de Gema y Sole.



Había nacido Luneados y ya habíamos disfrutado del primer concierto y la primera terraza. Ahora tocaba la confirmación, tomar la alternativa, tocaba seguir.

-Hola Antonio, soy Gema. Te llamo de parte de Fernando, que me ha dado tu número, ¿sabes lo que es Luneados?

Nuestra suerte fue que Antonio Luque es un hombre educado. Así que nos dijo que en ese momento iba a llevar a su hijo al colegio, que llamáramos después de las nueve. Nosotros teníamos el día del concierto: el sábado 8 de julio, primer fin de semana después de la luna llena. El resto estaba en el aire.

–Que si no te importa venir a Córdoba, a una terraza. Sí, eso es, a las bravas, has cogido la idea.

El día cinco de julio ya estaba convencido que hablábamos en serio, que éramos gente inofensiva, que quizás le apetecía pasar la noche en Córdoba.

Así que teníamos tres días (completos) para buscar el público, la terraza, el cava y la fruta de temporada para la bienvenida, las copas, el vino ecológico y la cerveza, el arroz que encargamos a Berjumea...

Finalmente, los tímidos de Córdoba (por algo se empieza), nos unimos en la terraza de Gema y Sole, que estaba en obras. Pero eso es otra historia

A mí también me gusta dedicarle tanto tiempo a estar ausente,
pero los demás van a tomarte por altiva, así es la gente.
Qué profundidad y qué abstracción, es ella tan interesante.
Casi un millón de cosas en voz alta, dirán barbaridades, barbaridades ...
Tímidos del mundo uníos, un poquito de concentración, uníos.
Tímidos del mundo uníos, que no pare la conversación, uníos

Que no pare la conversación
Gracias, Antonio

Sr Chinarro. Luneados 8 de julio de 2009. [ver galería en Flickr.]
Sr Chinarro en la terraza de Gema y Sole


Sr Chinarro sobre Luneados y trovadores.


El lejano oeste.



Un buen día.



[Sr Chinarro en Luneados. Ver lista de reproducción completa en Youtube]

 

Empezamos hace ya un tiempo, en el año 2009. La idea, la copiamos: Live in the living. Conciertos que se celebran en salones de casas. Simple y elegante como un teorema. Y le hemos añadido lo que hemos podido. Vivimos en Córdoba, la ciudad del aza(ha)r, así que cambiamos salones por las terrazas y las azoteas de los amigos. Y como hay que definir una cadencia, nuestra pequeña rutina, pues nos reunimos cuando haya luna llena. Tú ya sabes: La luna se puede tomar a cucharadas o como una cápsula cada dos horas... Mucho después se nos ocurrió que queríamos hacer otras cosas. Así nació el Departamento de Cosas. Y aquí estamos, bienvenido.

Ésto es lo que han dicho de nosotros [click]

Contacto: luneados@gmail.com