Howe Gelb y John Parish en la Casa de las Campanas

Boronía , Eureka y Luneados habíamos hecho pandilla para escuchar en un patio de Córdoba a Howe Gelb, que además iba a traer un amigo mist...



Boronía, Eureka y Luneados habíamos hecho pandilla para escuchar en un patio de Córdoba a Howe Gelb, que además iba a traer un amigo misterioso que no conoceríamos hasta el último momento.

Luneados se basa en las redes sociales, pero sin internet. Lo que antes se llamaba el boca a boca. Tenemos nuestro blog, publicamos nuestro evento en facebook y le dimos difusión en twitter... Resultado: 16 confirmaciones online.

Pero lo que sí funcionó fue el mundo offline, tan antiguo y tan incómodo. Funcionó llamar a los amigos por teléfono, funcionaron los bares, en el Automático pusimos un bote, en el Mundano y el Barón Rojo se comentaba entre las mesas y nos reuníamos para ir recaudando, que había que salir corriendo a comprar. Funcionó la tienda de Mariló, que imprimió el cartel y la gente se pasaba a pagar. Que ya hemos dicho que salimos a comprar y no sabemos cuántos vamos.

Y Luneados se nos fue de las manos: el miércoles teníamos sesenta confirmaciones, el jueves ya éramos ochenta, el viernes por la mañana llegamos a los cien, al mediodía 120 y cerca de 150 personas nos presentamos finalmente en la Casa de las Campanas a las nueve de la noche del pasado 9 de octubre, deseando ver y oir a Howe Gelb y conocer su misterioso invitado. Y el vino, claro. Ecológico. Teníamos la fruta de temporada, teníamos la frescura del cava en este octubre de verano en Córdoba, teníamos un arroz bien guisado por Berjumea, que oficiaba el sagrado misterio del arroz mientras a su alrededor se pelaban ajos y troceaban tomates. Teníamos la sencilla belleza de un patio con demasiados años para necesitar falsos adornos.

Sí, es cierto, el invitado de Howe Gelb era John Parish, que lo acompañó a la batería toda la noche. Amigos desde hace años, a John le gusta definir la música de Howe como un "estructurado caos". Por su parte, a Howe le gusta trabajar juntos "es una cuestión de gustos comunes. Buen gusto, suponemos".
Howe Gelb y John Parish en la Casa de las Campanas.



Lugares